jueves, 28 de marzo de 2013

Torrijas

  Uno de los dulces típicos en esta semana es sin duda alguna,  las torrijas. Es un dulce sencillo, fácil y rico, que podemos hacerlo en un momento sin necesidad de estar mucho tiempo en la cocina. Ya nuestras abuelas lo preparaban en antaño, junto con el arroz con leche son postres que se hacen en estas fechas en concreto, ellas si sabían aprovechar lo que tenían para agasajar a la familia con platos y dulces únicos. 
  Aún hoy día se sigue preparando en nuestros hogares, si bien es cierto que ahora existen muchísimas variaciones de la receta original. Por nombrar,  las que están rellenas de crema pastelera, nutella, natillas, etc son variaciones innovadoras pero también muy ricas. 
  Mis preferidas son estas que os presento, rebozadas en azúcar y canela; y las de vino que están bañadas en un almíbar de miel, pero estas últimas os la mostraremos en otra ocasión. Estas, están hechas con un pan que aquí conocemos como pan de piña, es como una hogaza alargada y que en su superficie tiene unos cuadraditos cortados a modo de cáscara de piña, se puede hacer con cualquier pan con miga consistente, a mi particularmente no me gusta hacerlas con pan de molde, pero ya sabemos que en esto va a gustos.
Ingredientes:
- 1 pan de piña (o cualquier otro pan) del día anterior.
- 1 litro de leche entera o semidesnatada.
- 150 grs de azúcar.
- 1 palo de canela partido.
- 1 cáscara de limón sin nada de parte blanca.
- 3 ó 4 huevos.
- Azúcar y canela en polvo para rebozar, en una proporción 3 cucharadas de azúcar por 1 de canela.
- Aceite para freír.
Preparación:
  Cortamos el pan en rodajas de 1 cm aproximadamente y las colocamos en una fuente honda. Mientras tanto calentamos la leche con el azúcar, la piel de limón y la canela, vamos moviendo para que se disuelva el azúcar y no se pegue en el fondo, una vez que empiece a hervir retiramos del fuego y dejamos templar. 
  En un plato batiremos los huevos, y en otro ponemos la mezcla de azúcar y canela para rebozar. Una vez que la leche haya templado retiramos la canela y la piel del limón. Con la ayuda de una cuchara iremos mojando las rodajas de pan con la leche, me gusta hacerlo así porque nos aseguramos que todas estén bañadas por igual. No nos importe que en la fuente haya leche el pan se encargará de absorver la que necesite. 
  Calentamos una sartén honda con aceite; debe estar caliente pero sin que humee demasiado, porque el aceite se pasaría. Si fuera necesario entre tanda y tanda de fritura podemos apartar el aceite del fuego para que no se sobrecaliente.
  Cogemos las torrijas ya bañadas en leche, las pasamos por huevo batido, freímos hasta que estén doradas, y escurrimos sobre papel absorbente  Una vez que están templadas las pasamos por el azúcar y canela que tenemos preparado. Con el calor que aún tengan las torrijas estas harán que el azúcar se disuelva y le dé un toque acaramelado.
Receta elaborada por: Nina.

30 comentarios:

  1. Que doradas y jugosas se ven, deliciosas guapetona,y yo aun sin desayunar esto no puede ser, que tengáis un buen día, un besote.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que buena fritura tiene tus torrijas, dan ganas de hacerla.
    me encantannnnnnn!!!

    ResponderEliminar
  3. Te han quedado espectaculares, y aunque no me gustan nada las torrijas, (soy incapaz de darles un bocado, no me gusta la textura que tienen) yo siempre las preparo en estas fechas para mi marido que le encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Nina que torrijitas más ricas...hummm Yo hare las mías hoy o mañana...Bs

    ResponderEliminar
  5. Que buena pinta!!!!Me gustan en cualquier época del año, aunque sean típicas de Semana Santa. Un beso y felices días.

    ResponderEliminar
  6. te han quedado de lujo! las fotos lo dicen todo! Llevo un rato viendo las recetitas que tenéis por aquí y a cual de ellas mejores!! Me he guardado la receta del bundt cake que tiene una pinta estupenda!!! saludos y a disfrutar de las vacaciones!

    ResponderEliminar
  7. mmm qué me gustan las torrijas! y sobre todo que cada uno las hace a su forma =)
    Estas que nos has enseñado tienen una pinta espectacular con la canela! =D
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Mmmmm...que ricas y fáciles de hacer....besoooosss y Felices Pascuas

    ResponderEliminar
  9. Uhmmm me encantan las torrijas, que pinta de jugositas tienen estas. Te han quedado de lujo. Besos

    ResponderEliminar
  10. Se hace la boca agua, qué cosa más rica. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. Clásico de estas fechas, preo que no falla nunca. Qué ganas de comer ahora unas. Me habéis abierto el apetito.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Todo un clásico que no puede faltar en estas fechas. Yo las prefiero recién hechas, vamos haciendo y picoteando.......luego ya no las pruebo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  13. Que ricas que deben de estar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Hola Nina.

    Me encantan las torrijas. Y aunque en estos días son típicas en casa las comemos siempre que sobra pan y la verdad es que es un postre riquísimo. Te quedaron fabulosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Qué ricas os han quedado...besitos y que pases una feliz semana santa!

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla!!! Vaya aspecto delicioso!!! Que pasión por las torrijas tengo, os robaba un par!!

    ResponderEliminar
  17. Calmini, están de muerte, las tengo pendientes, este año aún no las hice...a ver si mañana me animo...pero estas tuyas estupendas!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. doraditas y deliciosas torrijas, hoy es el día de las torrijas las mías al vino.

    ResponderEliminar
  19. Pues estas son las que me gustan a mi las de toda la vida, y tu las has bordado, se ven suaves y ricas de verdad. Miles de besicos

    ResponderEliminar
  20. Nina, mi niña, que las preparas igualito que mi madre.Qué maravilla. Yo estoy deseando que llegue mañana porque seguro que nos ha preparado unas cuantas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Así es como siempre las hemos hecho en mi casa, bañadas en leche, y rebozaditas en azúcar y canela. Me está entrando un hambre tremenda sólo de verlas, ¡qué ricas, qué bien te han quedado!.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  22. Me encantan, ahora o en cualquier otra época del año. Ideales para aprovechar el pan sobrante, qué ricas!!!

    ResponderEliminar
  23. Tienen una pinta deliciosa, tan doraditas y cremosas por dentro. A mi me gustan todas, pero si me dan a elegir también me quedo con las de leche y las últimas que he subido a mi blog, de almíbar de miel y anís.

    Buen Viernes Santo

    ResponderEliminar
  24. Que ricas estas torrijas ,me imagino lo suaves y jugosas que tienen que estar hummm deliciosas
    besinos

    ResponderEliminar
  25. Te han quedado muy ricas! yo, ya las he hecho 3 veces! de distintas formas pero hoy las he preparado como tú, y es que no nos cansamos de comerlas... jijii
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  26. Ay qué ya estoy a dieta, pero que buena están las torrijas. Y os quedado bonitas, bonitas. Besos

    ResponderEliminar

Tus comentarios, nos animam mucho y nos ayudan a seguir con nuestro blog, que con tanto cariño llevamos. Siempre los leemos e intentamos contestar a todas las preguntas, lo más rápido posible.
Gracias por estar ahí siguiéndonos:
Camilni